martes, 9 de noviembre de 2010

Mono

No soy yo el de la foto, no (aunque no hay tanta diferencia). El caso es que tengo mono de blog. No mono de escribir, que eso siempre puedo hacerlo, sino mono de publicar y de charlar amigablemente con mis ilustres lectores. Por eso, aunque no creo que vaya a mantener un ritmo muy alto por el momento, retomo mi actividad bloguera antes de lo previsto.

Una vez dije que la blogueína era una droga blandita y gustosita, pero debo revisar esa bloguería: es igual de gustosita, pero dura... dura. Y que dure... dura.

11 comentarios:

eutelia dijo...

Yo blogueina no consumiria, pero si el blogobar vendiera cerveza, celebraba con gusto tu regreso a las tablas, que ya echaba de menos las risotadas que me pegaba por tu culpa.
Un abrazo
r

Liliana G. dijo...

Holaaaaaaaa Ridao, qué gusto encontrarte nuevamente.
La adicción a la blogueína creo que no tiene solución, verás, aquí estoy, en mi lecho de dolor, con una bronquitis de padre y señor nuestro y... frente a la pantalla. Sí que es dura...

Besos, José Miguel. Bienvenido.

Dyhego dijo...

Monsieur RIDAO:
Ya te echaba de menos.
Salu2.

soylapaqui.com dijo...

Eso Ridao,no dejes de escribir,la tengas dura o no,yo te leo igual aunque lo duro me tira como la cabra al monte.

mangeles dijo...

¡BUENA FOTO RIDAO...ESTAS MUY MONO¡¡¡

Vale...tú tranqui....me contestas una vez al mes...y yataaaa

BESOSS

Mery dijo...

Está visto que esto de los blogs es como una gran jaula de primates, eso sí, con mucha enjundia y tronío.
Tu, a tu ritmo, sin agobios.
Un abrazo

eres_mi_cruz dijo...

todos hemos pasado por ahí...
tu mujer y tus hijos te han bronqueado...
una a la semana es lo que recomienda el manual para la conciliación de la vida familiar y bloguera... es lo que olvidaste en tu decálogo...

bragas sin elásticos, tres, cinco euros...
cuánta poesía en un lugar tan lúgubre...

José Miguel Ridao dijo...

Gracias de corazón a todos. A Liliana, desearle que se recupere lo antes posible. Y a eresmicruz, que le encargo un lote de bragas. Es verdad, ¡cuánta poesía! Desmiento el abroncamiento familiar.

Besos.

Alejandro dijo...

Doy fe, igualito que el de la foto.
Por cierto, ¿quién dijo que fuese blanda la Blogueína?

El alegre "opinador" dijo...

Me alegro mucho de tu pronto retorno. Mantén el ritmo que puedas y así te seguimos teniendo entre nosotros. Es lo que hacemos los demás... Mantener el ritmillo de trote...
Saludos.

José Miguel Ridao dijo...

Álex: yo, en una bloguería.

Muchas gracias, Alegre. Al trote cochinero...

Dos abrazos.